Colombia y LA SIESTA; hechos el uno para el otro, parte 2

Jugenheim/Alemania, Julio 2013.  Bienvenidos al segundo capítulo de la historia entre Colombia y LA SIESTA; sencillamente hechos el uno para el otro.

Reunir todos los pasos de la producción de hamacas en un solo lugar fue, y continúa siendo, la idea detrás de la cooperación que creó Alexander Grisar cuando comenzó con LA SIESTA a mediados de los noventa. Este concepto, que parecía ser muy anticuado para algunos en la industria textil, se convirtió en uno de los pilares para todos los futuros esfuerzos de LA SIESTA, porque así aseguraban productos de calidad inigualable.

La Siesta-behind-the-scenes-8

Pero en realidad tomar este proceso de elaboración como anticuado no podría estar más equivocado. De hecho a día de hoy nuestra fábrica de Medellín es un lugar donde la tradición y el progreso industrial van unidos de la mano: aquí puedes simplemente introducir una bolita de algodón directamente de los campos de algodón y será procesada,  hilada, comprobada, tejida con la maquinaria más actual, comprobada, cortada, dotada con cadejos a mano y comprobada de nuevo a conciencia hasta que abandona el pabellón convertida una hermosa hamaca.

Fabric-Hammock_Colombia--Cotton

Los empleados de la fábrica son expertos en hamacas con muchos años de experiencia que ponen su amplio repertorio de conocimientos y todo su empeño para trenzar a mano los cadejos, enrollar nuestros rollitos o realizar la sujeción de las hamacas, para lo que no sólo se necesita mucha experiencia sino también una fuerza increíble.

2012_04_Kolumbien-015

Uriel, el jefe del departamento de calidad es uno de esos expertos. Él y su equipo comprobarán el tejido terminado para nuestras coloridas hamacas y sillas colgantes una y otra vez asegurándose de que no hay ni la más mínima tara que estropée la calidad del producto final. A Uriel le enorgullece su trabajo y se ha ganado todo el derecho a hacerlo. Sin él y su equipo nuestras hamacas colombianas Made in Colombia sencillamente no serían lo mismo.

Kolumbien Dezember 2010-195

Es bastante obvio que los otros trabajadores de la fábrica de Medellín adoran su trabajo y les encanta la manera en que la fábrica y los trabajadores trabajan mano a mano. Para compensar el duro trabajo que realizan los trabajadores hay actividades tales como gimnasia en la fábrica para liberar los músculos después de una dura jornada de trabajo, o una cafetería para incentivar las relaciones laborales durante el descanso.

Kolumbien 052

Y esto nos lleva a otro capítulo sobre Colombia y LA SIESTA: las hamacas colombianas, producto final de una bonita cooperación. Ellas serán las protagonistas de nuestra última entrada del blog sobre la fabricación en Colombia que encontrarás aquí muy pronto

Y ahora, ¡a disfrutar de las hamacas!

Cristina

 

Comments

comments